Qué ver y cómo llegar a La Quebrada de Humahuaca

La Quebrada de Humahuaca, nombrada como patrimonio de la humanidad por la Unesco, abarca no sólo paisajes naturales extraordinarios sino también diversos pueblos tradicionales a lo largo y ancho de la misma. Entre estos pueblos los más conocidos son tres: Purmamarca, Humahuaca y Tilcara.

 

Quebrada de Humahuaca

¿Cómo llegar a la Quebrada de Humahuaca?

 

La Quebrada de Humahuaca se encuentra ubicada en la provincia de Jujuy en el norte de Argentina por lo que la mejor manera de llegar desde Buenos Aires es con un vuelo directo a San Salvador de Jujuy que tarda aproximadamente 2 horas 15 minutos o con un vuelo directo a Salta Capital.

Desde San Salvador de Jujuy se puede viajar por libre con micros frecuentes con dirección La Quiaca y parada en Humahuaca que sale desde la terminal. También en la ciudad de San Salvador de Jujuy se pueden contratar tours organizados a la zona de la quebrada que se encuentra a unos 140km de distancia.

La zona más conocida de la Quebrada es el Cerro de los 7 Colores que está ubicado en la ciudad de Purmamarca, uno de los primeros pueblos a los que se puede acceder.

 

Algo importante a tener en cuenta cuando se arma el itinerario de viajes a los pueblos de la Quebrada de Humahuaca es que los buses no respetan el schedule y los tiempos de espera pueden ser de 1 o hasta 2 horas.

 

 

San Salvador de Jujuy

 

Elegí hospedarme en esta ciudad, capital de la provincia de Jujuy, para poder llegar más rápido a la Quebrada de Humahuaca y ahorrar dinero en alojamiento pero si se desea estar más tiempo por la zona la mejor alternativa es hospedarse en Salta capital ya que se ofrece una mejor capacidad hotelera y oferta turística.

La mayor parte de la oferta turística de San Salvador de Jujuy se encuentra alrededor de la Plaza Belgrano. Lo primero que visité fue un centro cultural ubicado frente a la casa de gobierno. El lugar es gratuito y usualmente hay exhibiciones temporarias de arte y fotografía.

DSC01087

Al cruzar la calle se accede al palacio de gobierno; este palacio de estilo francés puede ser visitado por dentro siendo la sala de la bandera una de las visitas más importantes del lugar. Por fuera también se pueden apreciar algunas esculturas de Lola Mora.

 

Palacio de Gobierno con escultura de Lola Mora

Palacio de Gobierno con escultura de Lola Mora

Rodeando la plaza principal se encuentra también la iglesia de San Francisco y el Cabildo. Internándose ya dentro de la ciudad se pueden ver calles poco interesantes con comercios no muy diferentes a los que se ven en una capital como Buenos Aires; algunos restaurantes ofrecen hamburguesas con carne de llama la cual es baja en grasas y altamente nutritiva.

Catedral

Catedral

Por la zona también se pueden encontrar pequeños museos especialmente sobre la calle Belgrano. Los museos son interesantes porque en principio cuentan la historia de San Salvador de Jujuy, desde la fundación pasando por el éxodo Jujeño a nuestros días. También es interesante de visitar las casas coloniales en las que se encuentran estos museos.

Museo del éxodo Jujeño

Museo del éxodo Jujeño

 

 

Museo del éxodo Jujeño

Museo del éxodo Jujeño

Algo negativo de la ciudad es su terminal de omnibus, al ser un sitio muy concurrido por turistas e importante para las conexiones con los pueblos de la región la municipalidad debería ocuparse en mejorarle un poco el aspecto ya que está muy descuidada; además no sólo la zona es medio insegura especialmente de noche sino que también hay que tener cuidado con los taxistas que cobran sobreprecios.

Una recomendación para la gente que tenga que usar el aeropuerto de Jujuy es que usen las combis o minubuses que salen desde la puerta de la catedral ya que cuestan la mitad de lo que sale un taxi y no hay transporte público hasta el aeropuerto. Los horarios de las combis los provee la oficina de turismo que está al otro lado de la plaza y como no hay muchos vuelos en el aeropuerto salen sólo en horarios de tránsito en el aeropuerto aunque no siempre son puntuales.

Parada de combis hacia el aeropuerto

Parada de combis hacia el aeropuerto
Visita a la Quebrada

 

A la Quebrada se puede acceder fácilmente tanto desde San Salvador de Jujuy como de Salta por la ruta 9, en mi caso lo hice desde la capital de Jujuy saliendo muy temprano por la mañana.
Los pasajes de micros los se pueden comprar anticipadamente en la empresa Balut y los combiné de tal forma que me dejasen tiempo a visitar Tilcara y Humahuaca para luego continuar camino hacia La Quiaca.

Si se sale desde Salta capital hay que sumarle unas 2 horas y media más de viaje, por este motivo es que me hospedé en un hotel en San Salvador de Jujuy.

Por la mañana salí en un taxi hasta la terminal de micros debido a que la zona no es muy segura de madrugada y me recomendaron que no vaya caminando. Al llegar a la terminal la misma resultaba algo deprimente e insegura, pero por suerte para mi el micro de la empresa Balut estaba estacionado y listo para partir por lo que no tuve que esperar más de unos minutos en la terminal.
Al salir el micro hace una parada técnica en un taller de unos cuantos minutos a sólo unos kilómetros del punto de partida, esto luego me entero que no sólo se da ida sino también de vuelta, por lo que hay que armarse de paciencia y esperar; además de que este tiempo de espera no está estipulado en el tiempo total de viaje.

El micro toma la ruta 9 que es la ruta que pasa por toda la Quebrada y termina en La Quiaca. El paisaje comienza a cambiar y verse los primeros cerros así como también pequeñas construcciones a unos kilómetros de distancia de San Salvador de Jujuy; paso por los primeros pueblos típicos a la entrada de la Quebrada, Volcán y Tumbaya son sus nombres. Luego de unas 2 horas de viaje llego hasta mi primer destino, Tilcara.

Tilcara

 

A eso de las 9 de la mañana llegué a una rústica terminal en mi primer destino de la Quebrada de Humahuaca, Tilcara.
El pueblo rodeado de cerros es muy tradicional, con calles de tierra, gente con gorros, ponchos, mujeres con faldas largas, sandalias y bolsas a sus espaldas; también llamadas “Cholas”.

A unos pasos de la terminal se encuentra la plaza principal rodeada de gente vendiendo artesanías, ponchos, bufandas y otros artículos artesanales típicos de la región.

La iglesia del pueblo es una construcción totalmente diferente a las demás iglesias del resto del país, lo mismo las casitas tradicionales de adobe donde en su interior no necesitan aire acondicionado para mitigar el calor del norte Argentino ya como el adobe es un material refractario hace que el interior de la vivienda se mantenga fresco y agradable.

Como el pueblo era pequeño no tardé más de 1 hora y media en recorrerlo todo, tiempo suficiente para regresar a la terminal y emprender el viaje hacia mi próximo destino, Humahuaca.

Tilcara

Tilcara

Tilcara

Tilcara

Tilcara

 

Humahuaca

 

A medida que transcurre la mañana y subo por la ruta nacional 9 que surca toda la quebrada de Humahuaca voy sintiendo los efectos de la altura: dolor de cabeza, cansancio, corazón acelerado y un poco de dolor de estómago. Llegando ya a los 3000 metros de altura desciendo del micro en la terminal de Humahuaca.

Humahuaca

El pueblo es un poco más grande que Tilcara y tiene más rasgos de ciudad; mucha gente, vehículos, motocicletas, movimiento. También cuenta con su plaza principal donde venden artesanías, la infaltable iglesia y un monte con un monumento a la independencia ya que en Humahuaca se vivieron batallas decisivas por la Independencia con la llamada Guerra Gaucha.

Monumento a los heroes de la independencia

Monumento a los Héroes de la Independencia
Monumento a los Héroes de la Independencia

Monumento a los Héroes de la Independencia

Humahuaca

Humahuaca

Humahuaca

Purmamarca

 

Como a este pueblo no se puede acceder fácilmente por transporte público tuve que optar por tomar un tour desde la ciudad de Salta, aunque también se lo puede hacer desde Jujuy pero quizás lo más frustrante sea que se encuentra a un par de kilómetros de la ruta 9 y de Tilcara pero como los micros terminan su recorrido en La Quiaca entonces no les resulta conveniente desviarse por otra ruta hasta este pueblo.

Este pueblo es a mi gusto el más lindo y pintoresco de toda la Quebrada, aunque si bien está a 2 kilómetros de la misma igualmente se lo considera que está dentro y es el más típico de toda la zona.
Lo que lo diferencia de los demás es que se encuentra gobernado por el cerro de los 7 colores, llamado así por la gran variedad de minerales diferentes que le dan su coloración característica la que se puede apreciar en todo su esplendor por la mañana, no así por la tarde.
También como es de esperar cuenta con su plaza donde abunda la venta de artesanías, la iglesia, calles empinadas de tierra y construcciones bajas.
Es un lugar donde al igual que Tilcara cuenta con sólo un par de cuadras que se recorren todas en menos de 2 horas y donde se puede apreciar la quebrada en todo su esplendor.

 

Purmamarca

Purmamarca

Purmamarca

Purmamarca

Purmamarca

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Imagen con Copyright
A %d blogueros les gusta esto: